Pescado crudo: tres formas exóticas de comerlo

Pescado crudo: tres formas exóticas de comerlo

El pescado es una carne con uno de los sabores más apreciados de la gastronomía internacional, y se prepara de muchísimas formas de acuerdo a cada cultura; sin embargo parece ser una comida que no agrada a todo el mundo.

Pese a ello el pescado es muy famoso, y una de las formas más peculiares de prepararlo es crudo. Eso no significa que tomaremos el pescado y lo comeremos tal cual viene de la pescadería, sino que tiene una preparación previa.

Por ello hicimos un recorrido por las recetas más exóticas de pescado crudo a nivel mundial, algunas tan olorosas que muchos detractores del pescado desearían que un cerrajero fuese capaz de instalar cajas fuertes para almacenar estas recetas y que no sean nunca divulgadas.

  1. Ceviche

Es una de las maneras más conocidas de comer pescado crudo (después del sushi), y se acompaña con diversos contornos, como arroz, ensalada o puré de patatas. Es una receta originaria de Perú, pero debido a su sabor, el ceviche se hace presente en cada vez más países.

En este caso el pescado crudo se hace pasar por jugo de limón para que se “cueza”, y se deja por un margen de tiempo considerable; el pescado que se utiliza para esta receta es el dorado, el cual es uno de los más exquisitos.

No se come caliente por razones obvias, así que se deja enfriar y puede acompañarse perfectamente con comidas calientes. Es como si se tratase de un jamón sin añejar, disponiendo a su vez de un sabor sumamente delicioso.

  1. Hákarl

Ahora nos trasladamos a Islandia en donde preparan un pez que es mucho más fiero: El Tiburón de Groenlandia. Este espécimen no puede consumirse fresco dadas las cantidades de urea que tiene.

El contenido de urea se evidencia a través de un olor similar a los productos a base de amoniaco, de modo que todo este hedor se genera mientras se despoja al tiburón de la piel, cabeza y vísceras.

Luego el tiburón es enterrado por mes y medio en verano o tres meses si es invierno, y lejos de las zonas habitadas. Posteriormente se almacena en bodegas oscuras y aireadas para completar la maduración.

El Hákarl se sirve en cuadritos de 1 cm de lado y se acompaña con aguardiente brennivín. No resulta fácil acostumbrarse a este sabor, y quienes consuman por primera vez hákarl deberán taparse la nariz.

  1. Funa Sushi

Este pescado se elabora en Japón, pero no en cualquier lugar ni por cualquier cocinero. Este platillo se ha preparado por 18 generaciones en la familia Kitamura, específicamente en Kitashina.

El pescado que se emplea en el Funa Sushi es el nigorobuna, presente en el lago Biwa, y se le extraen las tripas a través de las agallas. Luego se añeja con sal dentro de barricas por el espacio de un año.

Después de un año, el pescado se deposita en barricas en las que se alternan capas de pescado y arroz cocido por un tiempo máximo de 4 años. El arroz se desecha ya que el fermento lo hace incomible, pero puedes hacerte una idea del sabor del pescado.

Solo algunos locales están acostumbrados al sabor del Funa Sushi; no obstante es una de las maneras más saludables de comer pescado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *